Fructooligosacáridos, FOS: qué es

Un fructooligosacárido es un oligosacárido lineal formado por entre 10 y 20 monómeros de fructosa.

Los fructooligosacáridos, llamados también a veces oligofructosas u oligofructanos o abreviados FOS, suelen utilizarse como sustitutos del azúcar. Estos polisacáridos exhiben una capacidad edulcorante que para un mismo peso varía entre el 30 y el 50 por ciento de la potencia edulcorante del azúcar común en los preparados de jarabes comerciales.

Tipos

Los FOS pueden ser producidos por degradación de la inulina, o polifructosa, La inulina puede ser degradada tanto enzimática como químicamente hasta convertirla en una mezcla de oligosacáridos con la estructura general Glu-(Fru)n y Frum donde n y m se encuentran usualmente comprendidos entre 1 y 7. Este proceso además ocurre algunas veces en forma natural, y estos oligosacáridos pueden ser encontrados en un gran número de plantas, especialmente en  la achicoria.

La segunda clase de FOS se preparan por transfructosilación (intercambio de residuos fructosa) empleando la enzima β-fructosidasa de Aspergillus niger sobre un sustrato de sucrosa. La mezcla resultante posee una fórmula general Glu-(Fru)n, con un n comprendido entre 1 y 5.​

Debido a la configuración de sus enlaces glicosídicos, los fructooligosacaridos resisten la hidrólisis causada por las enzimas humanas presentes en la saliva y las secreciones del tracto gastrointestinal.  Como consecuencia no se liberan monosacáridos y los FOS pasan por el tracto intestinal sin ser absorbidos, es por esto que no contribuyen con un valor calórico importante.

Adicionalmente son capaces de atrapar moléculas de agua aumentando el volumen del contenido intestinal y acelerando el tránsito, además son fermentados en pequeña proporción en el colon por las bacterias anaeróbicas, por lo que se los considera alimentos prebióticos que además contribuyen a la fracción de fibra alimentaria en la dieta. Los fructooligosacáridos son más solubles que las inulinas por lo que algunas veces son utilizados como aditivos en la elaboración de yogur y otros productos dietéticos. Los fructooligosacáridos son especialmente utilizados en combinación con edulcorantes artificiales de alto poder endulzante, para mejorar la presentación y el sabor residual.

 

Efectos secundarios

En general se acepta que todos los prebióticos similares a la inulina, incluyendo los FOS, estimulan el crecimiento de varias especies de Bifidobacterias. Las Bifidobacterias son consideradas bacterias beneficiosas para la salud, es decir, probióticos. Sin embargo, este efecto no ha sido hallado de modo uniforme en todos los estudios, ya sea estudios relacionados con Bifidobacteria o con otros microorganismos del tracto intestinal. Los FOS pueden ser fermentados además por numerosas especies de bacterias en el intestino, incluyendo KlebsiellaE. coli​ y por varias especies de Clostridium, las cuales son consideradas bacterias mucho menos amigables. Estas especies son las principales responsables de la formación de gases (hidrógeno y dióxido de carbono) que ocurre luego de la ingesta de FOS.

Muchas personas pueden ingerir entre 5 y 10 gramos de FOS sin experimentar flatulencias o incomodidad debida a los gases, pero otras personas ya comienzan a tener problemas con apenas 1 gramo.

La dosis óptima estimada para los adultos ronda los 5 a 10 gramos al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba