Prebióticos y probióticos

Todas las superficies de nuestro cuerpo están recubiertas por microorganismos (en su mayoría bacterias), formando un microecosistema llamado microbioma.

La microflora intestinal está formada por 100 billones de bacterias de aproximadamente 400 especies distintas, albergadas en su mayor parte en el intestino grueso (95% de las bacterias de nuestro cuerpo).

Aquí, conviven en equilibro poblaciones de bacterias beneficiosas (bifidobacterias, LactobacillusE. coli no patogénica) con otras patógenas (Ecoli hemolítica, Clostridium perfringensCampilobacterListeria) y un desequilibrio en este microbioma, puede originar el desarrollo de algunas enfermedades o alterar nuestro estado de  ánimo.

Por ello, es muy importante apoyar nutricionalmente a nuestras bacterias intestinales favorables, lo que se puede conseguir ingiriendo prebióticos  o probióticos.

 

 PREBIÓTICOS

PROBIÓTICOS

El término Probiótico significa “a favor de la vida”.  Según la FAO (2002) son “microorganismos vivos que ejercen una acción benéfica sobre la salud del huésped al ser administrados en cantidades adecuadas”.

Los probióticos, después de ser ingeridos, deben ser capaces de sobrevivir a las condiciones de estrés presentes en nuestro tracto gastrointestinal,(acidez gástrica, presencia de sales biliares, enzimas digestivas), y mantener su viabilidad y actividad metabólica en el intestino para ejercer los efectos beneficiosos al huésped.

Por tanto, alimentos que contengan probióticos son: yogur (no pasteurizado), kombucha (te fermentado), aceitunas y encurtidos, miso…

Los principales representantes de probióticos son:

Género Bifidobacterium

Se encuentran normalmente en el intestino humano y aparecen pocos días después del nacimiento.

Entre las bacterias pertenecientes al género Bifidobacterium, destatan: B. bifidum, B. breve, B. infantis, B. lactis, B. animalis, B. longum e B. thermophilum

Producen una enzima que mejora la intolerancia a la lactosa (B-galactosidasa), y modifica el ph del medio, dificultando el crecimiento de E. Coli y Shigella (patógenos).

El aumento de la concentración de las bifidobacterias en la flora intestinal incrementa la conversión de carbohidratos a ácidos orgánicos (láctico y acético) y estimula el peristaltismo del intestino  contribuyendo a regularizar el tránsito intestinal enlentecido.

Género Lactobacillus

El género Lactobacillus se describió por primera vez en 1901. En la actualidad, se reconocen 56 especies, de las cuales, se destacan: Lb. acidophilus, Lb. helveticus, Lb. casei – subsp. paracasei e subsp. tolerans, Lb. paracasei, Lb. fermentum, Lb. reuteri, Lb. johnsonii, Lb. plantarum, Lb. rhamnosus e Lb. salivarius

El género Lactobacillus aporta beneficios básicos comunes (capacidad de adherirse a las mucosas y producir sustancias bactericidas), pero ciertos beneficios, sin embargo, pueden depender de la especie e incluso de la cepa.

 

Mecanismos de acción

Los probióticos son beneficiosos para el cuerpo humano principalmente por:

  • Evitar el crecimiento de patógenos 

Los probióticos acidifican la luz intestinal (bajan el ph del medio),  producen sustancias que inhiben el crecimiento de microorganismos patógenos  y compiten por el alimento y lugar de adhesión al intestino.

  • Altera el metabolismo microbiano

Existe una competición por los receptores intestinales que genera un aumento o disminución de la actividad enzimática.

  • Estimula la inmunidad del huésped

Tienen actividad inmunomoduladora (modifican la respuesta a antígenos), aumenta los niveles de anticuerpos y disminuye la inflamación intestinal.

 

En la inflamación intestinal, el epitelio juega un papel de barrera inmune, estableciendo la separación entre el contenido luminal y las células subepiteliales.

Cualquier alteración de esta barrera (provocada por antígenos dietéticos, microorganismos patógenos, agentes químicos o radiación), conduce a una mayor permeabilidad que pueden causar un aumento en el flujo de antígenos causando varios tipos de inflamación.

1 comentario en “Prebióticos y probióticos”

  1. Pingback: Colon irritable; ¿Qué es?, síntomas, tratamiento... | Nutricionista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba