¿Qué es la histamina y en qué alimentos se encuentra?

La histamina es una amina biogénica producida pro el organismo con funciones muy importantes.

Se libera como el primer mediador inflamatorio en una reacción alérgica o en una reacción defensiva física.

Cuando se libera, produce vasodilatación, aumento de la permeabilidad de las membranas celulares, alteraciones en el tubo digestivo, prurito, urticaria, hipotensión, congestión nasal (rinitis),cefalea, angustia, confusión e irritabilidad…

Todos tenemos una concentración de histamina que toleramos y, cuando se supera esa concentración en el cuerpo, aparecen los síntomas del exceso de histamina.

Los alimentos con un elevado contenido de histamina son los alimentos fermentados, los tomates, las fresas, el chucrut, los quesos curados, las carnes y pescados procesados, las bebidas alcohólicas (champán y vino tinto) y las sobras de comida*.

Síntomas

Los síntomas del exceso de histamina pueden ser indistinguibles de los de la alergia alimentaria debido a la función de mediador de la histamina en las reacciones alérgicas. Sin embargo, la intolerancia a la histamina no se basa en un mecanismo mediado por la Ig E, por lo que las pruebas cutáneas y de alergias darán negativo.

En la intolerancia a la histamina hay una reacción excesiva a la histamina por las siguientes razones:

  • Ciertos alimentos contienen de forma natural grandes cantidades de histamina, o de su precursor (histidina), que causan una reacción en el sujeto sensible a la histamina.
  • Algunas personas no pueden desactivar ni metabolizar la histamina de forma oportuna debido a una deficiencia de las enzimas diamina oxidasa (DAO) o histmina-N-metiltransferasa (HNMT)
  • Existen otras aminas que también influyen en la reacción a la histmina.

Alimentos como las fresas, las claras de los huevos, el marisco y algunos aditivos alimentarios (tartracina) y conservantes (benzoatos), estimulan la liberación de la histamina de los mastocitos.

Los mecanismos de esta reacción no están claros. La intolerancia o sensibilidad a la histamina pueden sospecharse cuando se ha excluido una causa alérgica.

Dieta con restricción de histamina

Las listas del contenido en histamina de los alimentos difieren ampliamente entre laboratorios, por ello, es difícil determinar el contenido preciso en alimentos, especialmente en frutas y verduras, debido a las variaciones en los alimentos, como el grado de maduración, el tiempo y método de recogida, las condiciones de almacenamiento, el grado de contaminación y diferencias en las técnicas analíticas usadas por el laboratorio que realiza la prueba.

Las frutas, verduras y ensaladas peladas y envasadas, tienen a menudo un mayor contenido que las frescas, las cuales, están protegidas de la invasión microbiana ( y por tanto de la producción de histamina) por sus pieles o cáscaras.

Lo fresco es mejor.

Dicho esto, vamos a citar los alimentos a evitar durante el ensayo de eliminación de 4 semanas:

Frutas:

Albaricoque, arándano rojo, cerezas, ciruelas pasas, cítricos (naranja, pomelo, limón, lima), dátiles, frambuesas, fresas, piña, grosellas, uvas, uvas pasas.

Verduras:

Aceitunas, aguacate, berenjenas, calabaza, encurtidos, salazones y otros alimentos que contienen vinagre, espinacas y tomates, salsa de tomate o ketchup.

Pescados:

Todo aquel pescado o marisco ya sea fresco, congelado , ahumado o enlatado que se desconozca cómo se procesó. Se debe consumir aquel que se haya capturado, destripado y cocinado antes de transcurrida 1/2 h.

Huevos:

Suele tolerarse una pequeña cantidad de huevo cocinado en forma de tortilla, huevo duro…

Carnes:

Las carnes procesadas, ahumadas, fermentadas de todo tipo, como embutidos, salchichas ahumadas, mortadela, salami, salchichón, jamón ahumado, beicon curado.

Lácteos y derivados:

Se debe eliminar todo producto lácteo y lácteo fermentado  que contienen cultivos bacterianos como quesos, yogur, mantequilla, kéfir…

Legumbres:

Judías rojas y soja y derivados.

Aditivos alimentarios:

Colorantes alimentarios (tartracina) y conservantes (benzoatos y sulfitos).

Especias:

Ajo, canela, nuez moscada,  chile, curri, tomillo y vinagre.

Otros:

Productos derivados de la soja fermentada (salsa de soja, miso), alimentos fermentados (chucrut), té, chocolate, cacao, bebidas de cola, bebidas alcohólicas y su versión sin alcohol ( cerveza sin alcohol).

*Sobras:

Se debe congelar cualquier alimento proteico que no se haya consumido, ya que las bacterias actuarán (tanto a temperatura ambiente como en el frigorífico) generando la producción de histamina.

 

Es interesante destacar que a demás de realizar una correcta alimentación siguiendo estas pautas citadas anteriormente, debemos tener un descanso adecuado ( relación histidina-sueño), y conocer la incompatibilidad de ciertos medicamentos como son: la aspirina, el cefotiam, la codeína, el metamizol…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba