Propósitos para el 2021

Hay fechas muy señaladas donde decidimos mejorar algún aspecto de nuestra vida; aumentar el deporte, dejar de fumar, comer de forma más equilibrada, no procrastinar…

Es bueno darse cuenta que hay algo que falla, que hay algo que queremos cambiar,  y si lo hacemos,  nos ayudará a encontrarnos mejor con nosotros mismos. Pero es tan difícil…

A veces queremos cambiar demasiadas cosas a la vez y claro, cuando llevamos varios días o semanas, nos agobiamos. ¿Sabes por qué?, una respuesta puede ser que no hemos escogido bien el orden a seguir.

Date cuenta que muchas de las cosas que comentamos se reflejan en la pirámide de Maslow:

 

 

Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas, y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

Si nos fijamos en el primer peldaño, encontramos la alimentación. Esto quiere decir que si uno de tus aspectos a mejorar está relacionado con la forma de comer (bajar/subir peso, mejorar las analíticas…) es lo primero que debemos combatir, porque es una necesidad básica.

Es decir, si nuestro propósito es dejar de fumar, hacer más ejercicio y bajar peso, el orden a seguir sería: mejorar la alimentación- hacer más ejercicio y dejar de fumar, puesto que el primer punto ayuda a evitar agotamiento, el segundo te hace sentir más enérgico y el tercero…. como quien dice, llega solo ;P

 

Ahora bien, dentro de lo que es alimentarse de forma equilibrada, hay muchas cosas que tenemos que tener en cuenta.

Por orden de prioridad diría:

  • Beber 6-8 vasos de agua al día
  • Comer de 3-5 piezas de fruta y verdura
  • Reducir/eliminar los procesados  (productos alterados por la adición o introducción de sustancias (sal, azúcar, aceite, conservantes y/o aditivos) que cambian la naturaleza de los alimentos originales.
  • Ingerir una adecuada cantidad de proteínas según sexo, edad, metabolismo básales, actividad física y objetivo a conseguir.
  • Encontrar la relación ideal entre grasa y carbohidratos para tu caso en concreto.

Alimentarse bien conlleva modificar en torno a cinco cosas… y queríamos añadirle un par más… prácticamente imposible un buen resultado.

Bueno, lo importante es hacernos un pequeño calendario o croquis de nuestro recorrido, teniendo en cuenta que:

CADA CAMBIO DEBE MANTENERSE EN TORNO A 20 DÍAS

Porque como sabemos, para interiorizar un nuevo hábito tardamos una media de veinte días. Es decir, tenemos que esforzarnos estos días en realizar una acción, para que transcurrido este tiempo, lo realizamos de forma inconsciente.

 

Y si quieres un pequeño truco….

Apóyate en la respiración cuadrada, es un tipo de respiración que te ayuda a bajar las revoluciones de nuestro día a día y ver las cosas desde otro punto de vista.

¿Qué es la respiración cuadrada?

Muy fácil, es una técnica de respiración que se basa en cuatro tiempos de misma duración:

  1. Toma el aire inhalando profundamente por la nariz durante 4 segundos.
  2. Retén el aire durante otros 4 segundos más.
  3. Exhala el aire en 4 segundos hasta vaciar por completo los pulmones.
  4. Mantén 4 segundos hasta comenzar con el paso uno.

Comienza haciendo cuatro ciclos , (solo te llevará entorno a un minuto) tres veces al día; antes de levantarte de la cama, tras comer y antes de dormir… por ejemplo. Y poco a poco vas aumentando los tiempos hasta llegar a no más de 10 minutos por vez, ya verás que en menos de un mes notarás un cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba